Plataneras en Canarias

Se considera que el plátano, fue una de las primeras frutas cultivadas por el hombre; las referencias más antiguas concernientes al banano aparecen en el Ramayana, un poema épico escrito en sánscrito hace siglos.

 

Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

El magnífico templo budista Borobudur, construido en Java Central, Indonesia, alrededor del año 850 a.n.e., muestra tallados en piedra de platanos ofrecidos al dios Buda.

Amazing-Story-of-Borobudur-Temple-Reliefs


Los ejércitos victoriosos de Alejandro Magno describen su cultivo en la parte baja del valle del Hindus en la India, en el año 327 a.n.e., donde ya existían referencias escritas entre los años 600-500.

El sur de China es otra área donde el cultivo de banano se remonta a tiempos antiguos, las escrituras del período de reinado de la dinastía Han (206-220) mencionan que el cultivo del banano se practicaba desde hace más de 2000 años.

Debido a la antigüedad, a su larga historia de domesticación en India y China, y a la gran diversidad de cultivares de postre y cocción que se encuentran en esos países, algunos escritores creyeron que los platanos tuvieron allí su origen.

Sin embargo, los resultados de las misiones de exploración platanera en Asia, a mediados del siglo pasado, y la revelación subsiguiente de la gran riqueza de los recursos de germoplasma de Musa que fueran recolectados, mostraron que lo más probable es que los platanos realmente tuvieron su origen en el Sudeste Asiático.

Desde China, los viajeros indonesios lo introducen en África; en este continente los portugueses lo conocen y a principios del siglo XV lo llevan a las Islas Canarias.

Los plátanos y los bananos son plantas herbáceas con pseudotallos aéreos que se originan de cormos carnosos, en los cuales se desarrollan numerosas yemas laterales “hijuelos” o “hijos”. Las hojas tienen una distribución helicoidal (filotaxia espiral) y las bases foliares circundan el tallo verdadero (o cormo) dando origen al pseudotallo. La inflorescencia es terminal y crece a través del centro del pseudotallo hasta alcanzar la superficie.
El Plátano pertenece al grupo de las musáceas, es una planta perenne con rizoma corto y tallo aparente o falso (pseudotallo). Las variedades actuales son el resultado del cruzamiento de las primeras plantas originarias del Asia, las especies musa balbiciana y musa acuminata, las cuales contenían semillas, las actuales variedades no tienen semilla viable. El Plátano no es un árbol, sino una megaforbia, igual que el Banano, una hierba gigante. Como las demás especies de Musa, carece de verdadero tronco. En su lugar, posee vainas foliares que se desarrollan formando estructuras llamadas pseudotallos, similares a fustes verticales de hasta 30 cm de diámetro basal que no son leñosos, y alcanzan los 7 m de altura. 
El Plátano y/o Banana en sus comienzos no tenía más de 6 ú 8 cm de longitud y estaba llena de semillas. La acción humana la ha convertido en la versión comestible actual. En India se han encontrado restos fósiles procedentes del Terciario. En este mismo país, entre el 500 y el 600 A.C. la Banana se consideraba el fruto del Paraíso y sus habitantes sostienen que ésta fue la fruta que Eva ofreció a Adán.